El virus del Zika

ALT TAGEl virus del Zika ha encendido las alarmas en varios países de América Latina debido a su rápida proliferación y las consecuencias que tiene contraerlo sobre todo en la mujeres embarazadas.

Los síntomas más comunes de la enfermedad son: cefaleas o malestar, fiebre que no necesariamente debe ser muy elevada, dolores articulares y musculares, conjuntivitis y los mismos puede durar por un período que comprende los 2 hasta los 7 días.

Este flavivirus fue identificado por primera vez en Macacos (Uganda) en el año 1947, luego de ello identificado en el ser humano en el año 1952. En las décadas de los sesenta y ochenta se contabilizaron infecciones humanas en Asia y África; en el año 2007 se registró el primer gran brote de esta enfermedad en la Isla de Yap en los Estados Federados de Micronesia, y en el año 2015 Brasil se manifestó indicando una asociación con este virus y el síndrome de Guillain-Barré y con la microcefalia.

El período entre la exposición y la aparición de los síntomas se denomina incubación, y en el caso del virus Zika no está del todo claro, pero todo intuye a que está entre los 2 y 7 días. Su transmisión se efectúa principalmente a través de la picadura del mosquito, pero investigaciones recientes afirman que también es posible por transmisión sexual y se investigan otros métodos como las transfusiones de sangre.

Más que explicar tratamientos para enfrentar el virus del Zika, las autoridades se han enfocado en hacer campañas para su prevención. Grupos de emisarios de los ministerios de salud visitan comunidades fumigando y realizan campañas de conscientización a los habitantes con respecto a las reservas de agua que poseen, ya que esas suelen ser los criaderos predilectos del mosquito Aedes.

Sin embargo una vez contraída la enfermedad el paciente debe tomar un reposo e ingerir líquidos, además de tomar medicamentos comunes para la fiebre y el malestar general, en la mayoría de los casos se recomienda el acetaminofem.